21 enero 2014

Caminar Mas estrena página propia

Si hasta ahora eras un seguidor de este blog, nos alegra comunicarte que comenzamos una nueva aventura en nuestro proyecto, pasamos a una página propia. Hasta ahora seguíamos con el blog que tenía sus ventajas y desventajas, pero por fin hemos decidio pasar a un nuevo formato que esperamos que resulte mucho más agradable y práctico, tanto para los que visitáis la  página como para los que nos encargamos de gestionarla.

Podréis visitar la nueva página en: www.caminarmas.com, en ella encontraréis los últimos artículos relacionados con la vida sana, el ejercicio y algunas noticias interesantes que pueden resultarnos interesantes para cuidar mucho más nuestros habitos.



Para aquellos que de forma habitual seguíais esta página a través de vuestro lector RSS también tenéis el feed listo, a través de la dirección: http://www.caminarmas.com/feed/

Espero que os guste el diseño y los contenidos, no dudéis en enviarme vuestras sujerencias. Como siempre agradeceré una pequeña ayuda por vuestra parte de compartir mi nueva página en las redes sociales.

18 noviembre 2013

Mantener el cuerpo activo y tu cerebro lo agradecerá


Seguro que en alguna ocasión hemos oido la frase "Mens sana in corpore sano", bueno pues es esto mismo, pero al revés.

Según he leído en el elmundo.es, un grupo de investigadores nos recuerdan que, además de mantener su físico a punto, también te ayudará a mejorar tu memoria y tu función cerebral. En vista de los resultados de su último estudio, publicado en 'Journal Frontiers in Aging Neuroscience', que animan a la población, sea cual sea su edad a realizar más ejercicio, como dar pedales en la bicicleta, apuntarse a clases de baile, caminar, etc.

Aunque en los últimos años la literatura científica ya se ha hecho eco de los beneficios del movimiento corporal en la cognición, aún se desconoce el mecanismo que subyace en dicha asociación. En un intento por descubrirlo, un equipo de expertos de la Universidad de Texas (Dallas, EEUU) ha seguido a 37 adultos sanos y sedentarios (cuyas edades oscilaban entre los 57 y los 75 años). A la mitad de ellos se les sometió a un entrenamiento de ejercicio aeróbico sobre una bicicleta estática o una cinta mecánica para andar. Lo hacían con supervisión durante una hora tres veces por semana durante tres meses.

Además de vigilar su corazón a lo largo del entrenamiento, los investigadores midieron, antes, durante y después del ensayo, su flujo sanguíneo cerebral. Y aquí está el quid que diferencia su trabajo de los anteriores. A través de resonancia magnética pudieron comprobar en los participantes activos, en comparación con los sedentarios, "un aumento de este flujo en una de las regiones clave de la cognición, el área singular anterior", argumenta Sina Aslan, una de las autoras del estudio. Este incremento de flujo sanguíneo "indica mayor actividad neuronal y mayor tasa de metabolismo cerebral".

Quienes hacían deporte mostraron mejores capacidades de memoria y niveles más altos de flujo sanguíneo cerebral en el área singular anterior. Mediante la resonancia magnética, señala Sandra Bond Chapman, responsable de la investigación, "observamos cambios en el cerebro antes de que se vieran avances en la memoria, lo que implica que el flujo de la sangre del cerebro podría posicionarse como un prometedor y sensible indicador de salud cerebral".

Hasta el momento, no hay estudios tan sofisticados como éste, es la primera vez que se mide el flujo sanguíneo para ver el posible mecanismo por el que el ejercicio retrasa el deterioro cognitivo. Sin embargo, habrá que confirmar en futuros trabajos si realmente se trata de una asociación causal o circunstancial. Quizás este hallazgo no tenga relación con la prevención del deterioro cognitivo que precede al Alzheimer.

Posiblemente, la persona que hace ejercicio esté más motivada y esto haga que sea más proclive a desarrollar actividades cognitivas y participar en actividades sociales que le ayuden a retrasar el deterioro cognitivo.

No obstante, si definitivamente se confirmase que el ejercicio actúa como 'protector' del deterioro cognitivo a través de esta nueva vía (aumentado el flujo sanguíneo cerebral), no sería la única, puntualiza el neurólogo. Se ha demostrado que los factores de riesgo cardiovascular (hipertensión, diabetes, etc.) influyen en el trastorno cognitivo y como el ejercicio controla estos aspectos, también puede mejorar el rendimiento cerebra".

Dados los resultados de este estudio y de trabajos previos, todos los adultos, independientemente de su edad, deberían animarse a hacer ejercicio aeróbico, una de las terapias más beneficiosas y rentables para elevar el rendimiento de la memoria.


12 noviembre 2013

Hoy es el día


Ya mañana empiezo. El lunes me pongo sin falta. En cuanto tenga un hueco empiezo a entrenar… ¿Cuántas veces hemos dicho alguna de esas cosas? Pero esta vez es la definitiva, hoy es el día. Levántate y brilla.

Bienvenido al desafío. A partir de ahora no vamos a escuchar esos pensamientos negativos. ¿Cansado? No tanto para dejar de entrenar. ¿Frío? Si lo deseas no importa el tiempo. Hoy comienza el desafío contra tu mayor oponente, tú mismo.

El camino fácil es no levantarse, poner una nueva excusa y seguir durmiendo. ¿Pero eso es lo que quieres? ¿Por qué no te levantas y empiezas a entrenar? ¿Qué se esconde detrás de esas excusas? Miedos, fracasos, dudas, inseguridades.

Recuerda, este es el desafío. Estás en una continua lucha contra tu interior, ese que te dice que pares, que no merece la pena sufrir, que tus rivales son más fuertes que tú y que nunca lo vas a conseguir. ¿Estás dispuesto a tirar la toalla? ¿Vas a salir derrotado una vez más?

Me encanta este sensacional vídeo motivador de la conocida marca deportiva Nike. Ya va siendo hora de cambiar los pensamientos negativos por otros positivos. Cambia la suerte por el trabajo, el esfuerzo, el sacrificio y la constancia. ¡Hoy, lunes, es el día. Levántate y brilla!

Visto en: Vitonica.com

29 octubre 2013

Los hombres caminan más lento si están enamorados

Cada vez se hacen estudios más raros, que la verdad no se para que sirven. Una investigación de la Universidad de Seattle Pacific reveló que los hombres tienden a disminuir su paso al caminar con su pareja romántica femenina y no ocurre lo mismo si lo hacen al lado de una amiga o conocida.

Según publicó News.com, los investigadores Cara Wall-Scheffler y la estudiante Janelle Wagnild descubrieron que los hombres caminan más rápido cuando van solos o con otro hombre, y reducen el paso al caminar con las mujeres, que generalmente caminan más lento.
 

En la investigación se examinaron opciones de velocidad realizados por personas de diferente estatura, peso y sexo caminando juntos: los individuos caminaron alrededor de una pista sola, con una pareja (tomados o no de la mano), y con amigos del mismo y distinto sexo, mientras que sus velocidades se registraron cada 100 metros.
 
Los resultados muestran que los hombres caminan a un ritmo significativamente más lento para que coincida con los pasos de las mujeres cuando la fémina es su pareja sentimental, mientras que los pasos con amigos del mismo o distinto sexo no cambiaron significativamente.

Debido a que el ajuste es significativo en el ritmo de caminar cuando se trata de una pareja, el estudio señala que podría deberse a la movilidad y las estrategias reproductivas de los grupos.
 
Bueno cualquier cosa.

Un poco de humor

Si dejamos un momentos el ejercicio físico, los entrenamientos, la dieta, los kilómetros… podemos  reirnos un rato con este monólogo sobre cómo ve el mundo de los gimnasios el humorista Leo Harlem.

A pesar de que lo cuenta de una manera algo exagerada, muchas de las cosas que dice se han vivido y se siguen viviendo día a día en la sociedad española y en los gimnasios. Desde el primer día que nos animamos a salir a correr o caminar con toda la ilusión, la cual dura tal vez solo ese primer día, hasta las diferentes anécdotas que pasan en el gimnasio.



Vídeo | Youtube

18 octubre 2013

Hacer ejercicio mientras trabajas en la oficina

¿Pegado a tu escritorio mientras trabaja? Elimina esa excusa de tu lista como razón para no tener tiempo para ejercitarte.

Un creciente número de estadounidenses trabaja de pie, camina y hasta monta bicicleta durante su jornada laboral en escritorios TreadDesk, adaptados con cintas para caminar, para estar de pie o estaciones de trabajo móviles. Otros han dejado las sillas y ahora usan pelotas gigantescas de ejercicio para estar en forma.

"Es muy agradable tener una opción en la oficina para conseguir algo de actividad física mientras trabajas. Uno se siente bien, al activar la circulación de la sangre y hasta piensa con mayor claridad", dijo Andrew Lockerbie, vicepresidente de personal de la firma Brown & Brown, una firma consultora mundial de seguros.

Los TreadDesk están por lo general programados para avanzar a una velocidad de entre 1.600 y 3,200 metros por hora, lo suficiente para mantener un buen ritmo cardíaco pero no tan rápido como para distraer la lectura o no poder hablar por teléfono cómodamente.


Desde hace más de 10 años se han estudiado las consecuencias de pasar mucho tiempo sentado, entre las cuales se pueden mencionar a la obesidad, el riesgo de sufrir diabetes, presión alta y males cardíacos.

La tendencia entre las empresas estadounidenses es ayudar a sus empleados a estar saludables, perder peso y reducir la tensión, especialmente si eso significa reducir los costos de seguro de salud o mayor productividad.

Se prevé que las ventas de los TreadDesk aumentarán en un 25% en este año, ya que grandes corporaciones han comenzado a comprar escritorios de este tipo en gran cantidad, según dijo Jerry Carr, presidente de la compañía.

Con escritorios con bicicletas (o bicicletas con escritorio), los trabajadores pueden pedalear a lo largo de la jornada en una pequeña bicicleta estática montada bajo su escritorio.

Los escritorios con cintas para caminar pueden oscilar entre 800 y 5,000 dólares o más, dependiendo del fabricante y el modelo. Los escritorios con bicicleta se encuentran a partir de 149 dólares.

Algunos trabajadores han optado por maneras más económicas de mantenerse en forma en el trabajo, como sentarse sobre pelotas gigantes para ejercicio en lugar de sillas. Usar las pelotas inflables puede ayudar a mejorar la postura y fortalecer abdominales, piernas y músculos de la espalda.


15 octubre 2013

La necesidad de monitorizar el ejercício

Hace aproximadamente 60 años, un estudio liderado por Jeremy Morris demostró que los carteros que trabajaban a pie, llevando las cartas de buzón en buzón, tenían un riesgo cardiovascular mucho menor que sus compañeros que se quedaban en la oficina de correos.

Fue el primer trabajo en demostrar que entre la actividad física y la salud existía una fuerte relación. Pero, pese a que después una larga lista de estudios han confirmado sus resultados, el mensaje parece no terminar de calar.

La Asociación Americana del Corazón (AHA en sus siglas en inglés) cree que para conseguir concienciar a la gente sobre la importancia del ejercicio, es fundamental contar con la colaboración de los profesionales médicos. Y, por eso, acaba de publicar un comunicado en el que les insta a que en sus consultas aborden la actividad física del mismo modo en que tratan a la hipertensión o el colesterol.

El ejercicio, subrayan en las páginas de la revista 'Circulation', "debe monitorizarse regularmente, igual que se hace con otros factores de riesgo cardiovascular".

Se sabe que la inactividad física es tan peligrosa para la salud como el tabaquismo, continúan los cardiólogos. Sin embargo, al contrario de lo que ocurre con este problema o con la diabetes, la obesidad o la hipercolesterolemia, el ejercicio no se evalúa de forma rutinaria en las consultas. Es hora de "otorgar el mismo estatus a la actividad física", recuerdan.

Herramientas

Consciente de que, en muchos casos, los profesionales médicos no valoran adecuadamente la actividad de sus pacientes porque no saben cómo hacerlo, la AHA ha elaborado una guía que ayuda a los médicos a elegir el método más apropiado en cada caso.

Un chequeo de la actividad física, señalan, debe incluir preguntas sobre el tipo, la frecuencia, la duración y la intensidad de la actividad física en las distintas facetas de la persona. Y hay múltiples maneras de averiguar esos datos, que pueden utilizarse de manera efectiva en la consulta.

Ya sea a través de cuestionarios, diarios o elementos como los podómetros, es posible evaluar la cantidad de ejercicio que realiza una persona y, en función de los resultados, indicar una recomendación u otra.

A día de hoy, las guías aconsejan al menos 30 minutos de ejercicio aeróbico de moderada intensidad cinco días a la semana o la práctica de una actividad más vigorosa al menos durante 20 munitos tres días a la semana.

En el artículo Algunos dispositivos para medir la actividad física, tienes algunas unas propuestas para controlar la actividad vital, son los más interesantes del mercado, como Fitbit y Nike+ Fuelband.

01 octubre 2013

Caminar a paso rápido de forma regular reduce el riesgo cardiovascular

Caminar al menos 30 minutos al día a paso rápido y durante cinco días a la semana incrementa la esperanza de vida y reduce el riesgo cardiovascular hasta un 11%. Además, según la World Heart Federation, correr una hora al día reduce el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares casi un 5% mientras que gastar la misma energía andando puede llegar a reducir el riesgo cardiovascular más de un 9%. La Fundación Española del Corazón (FEC) recuerda que realizar actividad física moderada como caminar, correr o montar en bicicleta tiene muchos beneficios para el corazón. Concretamente, caminar es uno de los ejercicios más económicos, fáciles de llevar a cabo y saludables para la prevención de las enfermedades cardiovasculares.

Según un estudio llevado a cabo por la World Heart Federation y en el que han participado seis países, entre ellos España, más de una cuarta parte de la población no sabe cuánto tiempo pasa al día andando rápido. De hecho, entre un 14% y un 37% de la población no presta atención a una de las actividades más cardiosaludables que se pueden llevar a cabo, como es andar. En este estudio también se indica que el 55% de las personas que sí controlan cuánto tiempo andan al día, lo hacen menos de 30 minutos al día.

Las enfermedades cardiovasculares siguen siendo la primera causa de muerte en nuestro país, por encima del cáncer y las enfermedades respiratorias. Tres de cada diez personas mueren por enfermedades del corazón según los datos publicados en febrero de este 2013 por el Instituto Nacional de Estadística (INE). En este informe se indica que 118.327 personas murieron durante el 2011 a causa de alguna enfermedad del corazón, lo que supone el 30,5% de los fallecimientos anuales.

El 42% de los españoles adultos no hace ejercicio

Una investigación publicada por la Fundación Española del Corazón (FEC), en colaboración con la  (EHN), alerta de que el 42% de los mayores de 18 años declara no realizar ningún tipo de actividad física durante la semana, frente al 6% de Suecia o al 7% de Finlandia.

Así, según el mencionado estudio, España se situaría en la lista de los países europeos con más sedentarismo entre los adultos, aunque aún por debajo de Grecia, con el 67% de los adultos, Bulgaria con el 58% o Portugal con el 55%.

Los datos preliminares de este plan se han presentado en la Casa del Corazón, en una serie de conferencias dirigidas a entidades públicas y privadas con el ánimo de concienciar sobre la necesidad de que se adopten mejores políticas de prevención cardiovascular, promoviendo especialmente la práctica de ejercicio físico y el seguimiento de la dieta mediterránea.

El proyecto se basa en el estudio, tanto de la enfermedad cardiovascular en Europa, como de los hábitos de vida de los europeos, con el objetivo de implicar tanto a las entidades públicas como privadas para crear más políticas de prevención de las enfermedades del corazón.

Esta iniciativa, que finalizará en febrero de 2014, tiene el objetivo de contribuir en la lucha de las enfermedades cardiovasculares (ECV) dando a conocer la situación actual y la perspectiva de futuro de la enfermedad, así como de sus factores de riesgo, facilitando de este modo la elaboración de programas de concienciación social.

Otro aspecto que se ha destacado, ha sido la importancia de frenar las cifras de obesidad infantil, en continuo crecimiento en estas últimas décadas. Así, en nuestro país, el 24% de los niños de cinco y seis años sufre sobrepeso, frente al 15% de la media europea.

La Fundación Española del Corazón realiza a lo largo del año diversas actividades dirigidas a promover una actitud más saludable como medida de prevención de las enfermedades cardiovasculares. Por ello, y coincidiendo con la conmemoración este domingo del Día Mundial del Corazón, organizamos la Semana del Corazón en trece ciudades españolas.

10 septiembre 2013

¿Por qué caminar todo el día es tan importante como el ejercicio vigoroso?

Somos muy conscientes de que el estar sentado todo el día, está dañando nuestro cuerpo de muchas maneras, pero lo opuesto se trata de hacer ejercicio. Como el Wall Street Journal señala, se trata también de levantarse y caminar más.

El punto principal para la mayoría de los departamentos de salud, ha sido el de empujar a la gente a obtener alrededor de 30 minutos de ejercicio al día, pero el ejercicio por sí solo no es suficiente si te pasas el resto de tu día sentados:
Un estudio que siguió a más de 240.000 adultos mayores de 8 años y encontró que viendo una gran cantidad de televisión que se asoció con un mayor riesgo de muerte, incluso de las enfermedades cardiovasculares, incluso para los participantes que informaron de siete o más horas a la semana de moderada a vigorosa ejercicio ...

"Nuestros resultados sugieren que el ejercicio por sí solo puede no ser suficiente para eliminar los riesgos asociados con estar demasiado tiempo sentado", dice Charles Matthews, autor principal del estudio e investigador de los Institutos Nacionales de Salud.
La razón es bastante simple, todo el movimiento que haces durante el día, al levantarse a tomar un vaso de agua para lavar los platos, quema calorías y aumentar el metabolismo. Incluso si usted está haciendo ejercicio todos los días, estar sentado todo el día contrarresta eso. ¿Lo mejor que puedes hacer? Camina más.

El objetivo es lograr unos 10.000 pasos al día (que es el equivalente a unos cuatro kilómetros. Por lo general promedio de alrededor de 5.000 pasos al día). Puedes seguir sus pasos con algún equipo de aptitud de seguimiento, un podómetro barato, o incluso una aplicación gratuita como Moves (gratuito) para el iPhone o Accupedo para Android.

Dado que es posible que necesite duplicar esencialmente la cantidad de pasos que das al día, puede que tenga que ser un poco creativo para ver cómo pasas el día. Hemos escuchado un montón de trucos para hacer esto antes, como subir las escaleras en lugar de tomar el ascensor (subiendo 10 escalones es el equivalente a retirar 38 pasos en el suelo), aparcar más lejos en el estacionamiento, y levantarse durante todo los días un poco más temprano para caminar alrededor de la oficina.

Pero si todavía quieres sentarse y ver la televisión, el Wall Street Journal tiene una solución sencilla, con resultados sorprendentes:
Dr. Bassett, dice que un estudiante de doctorado en su departamento llevó a cabo un estudio en el que 58 personas que ven 90 minutos de televisión efectuaron una marcha sobre el sitio frente a la TV durante las pausas comerciales. "Aumentaron sus pasos alrededor de 3.000 por día sólo por hacer esto durante los comerciales", dice el Dr. Bassett. "Eso equivale a unos 30 minutos de caminata."
Eso es algo muy importante impulso para tu contador de pasos, y realmente no requieren mucho esfuerzo de tu parte (aunque puede molestar a alguien que esté viendo la televisión con nosotros).


Pulsa en la imágen para verla más grande. (Ilustración del The Wall Street Journal)

02 septiembre 2013

Caminar no es tan sencillo


Salir a caminar es uno de los ejercicios favoritos de muchas personas, cada mañana es común observar a personas que lo practican ya sea solas o en grupo.

Los beneficios de este deporte son muchos y variados: ayudan a evitar la diabetes, reduce el riesgo de sufrir un ataque cerebral, permite perder esos kilos de más y hasta mejora la actividad sexual, entre otros.

Pero para gozar de estos provechos la caminata debe hacerse de manera correcta y esto no es tan simple como la mayoría cree.

El primer paso es definir una rutina de entre cinco y seis días, cumplirla al pie de la letra es fundamental.

Si usted es primerizo puede iniciar con trayectos de una hora conservando un ritmo constante, detenerse interrumpe su zancada y es un grave error. Hay que ser constante con el ritmo que se camina, hay gente que se distrae durante el recorrido y se detiene por lapsos, esto es un fallo porque enfría el organismo.

Lo que sí puede hacer es caminar acompañado y hablar con la otra persona ya que este es un ejercicio aeróbico.

Es importante variar el ejercicio tanto en tiempo como desde el punto de vista topográfico, ya que podría convertirse en rutinario, provocando que el impacto y sus ganancias sean menores. Si por ejemplo un día caminastes durante una hora sobre terreno plano, al día siguiente podrías bajar el tiempo a 45 minutos y buscar terrenos con pendientes para exigirle más al organismo y que tenga diferentes tipos de estímulos.

No dejemos a un lado la importancia del calzado que deben usar los caminantes, que debe ser igual al de los corredores de largas distancias: las zapatillas de deporte son como las ruedas para los vehículos.

También debes cuidar la dieta sobre todo si camina con el objetivo primordial de reducir peso.

Los beneficios de caminar a diario

Caminar es uno de los ejercicios más recomendados por médicos y especialistas, pero si aún no estás convencido, Nosotros te damos algunas razones por las que caminar resulta tan saludable.

Las enfermedades cardiovasculares continúan siendo la principal causa de mortalidad en los países industrializados. En España, una de cada tres defunciones ocurridas en el año 2004 fue debida a estas enfermedades.

La cirugía y farmacología para tratar estas enfermedades ha avanzado mucho en los últimos tiempos. Hay pastillas para controlar la tensión arterial, el colesterol y el azúcar en la sangre. Pero cuesta cambiar nuestro estilo de vida, la forma actual de mal alimentarnos y pasar de ser unos sedentarios absolutos a hacer algo de ejercicio.

Existen muchos estudios que demuestran que la actividad física reduce la probabilidad de que tengamos un infarto agudo de miocardio. Las personas sedentarias tienen casi el doble de riesgo de morir por un infarto de miocardio que las personas que realizan una actividad física de manera regular. Y también se sabe que incluso las personas que han tenido un ataque al corazón, la práctica de actividad física reduce la mortalidad.

¿Qué tipo de ejercicio es más conveniente?

Hay consenso en que el ejercicio deber ser suave, constante y regular. Un ejercicio que suponga un esfuerzo grande y que lleve al corazón a dispararse no es nada aconsejable. Andar 30 minutos al día es la mejor opción, una terapia que no es sólo buena para el corazón. Lo es también para los hipertensos y diabéticos y para todos aquellas personas que quieran mantener su peso y cuidar su flexibilidad y agilidad. El caminar es una puesta a punto para nuestra estructura ósea, al favorecer el movimiento de las articulaciones. La espalda y su columna vertebral también se lo agradecerán.

A nivel del sistema cardiovascular, la actividad física aumenta la fuerza y la capacidad de bombear sangre de nuestro corazón. Además las arterias tienen una mayor capacidad de dilatarse. Todo ello aumenta la cantidad de sangre que puede llegar a los músculos y otras zonas de nuestro cuerpo.

La actividad física también disminuye el riesgo de ser hipertenso y en paciente con hipertensión arterial reduce los valores de la presión arterial. También previene la aparición de diabetes, sobre todo en obesos o con antecedentes familiares de diabetes y es un elemento importante en el tratamiento de los pacientes diabéticos al mejorar la respuesta a la insulina, hormona que controla el metabolismo y el nivel de azúcar en sangre. Asimismo la actividad física produce efectos favorables sobre el colesterol.

Caminar 30 minutos diarios viene a suponer un gasto de unas 1000 calorías a la semana. No es necesario andar 30 minutos seguidos, a no ser que queramos perder peso. Entonces tendremos que aumentar a 40-45 minutos y hacerlo de una sóla vez, ya que la grasa depositada se empieza a quemar a partir de los 20-25 minutos después de haber iniciado una actividad.

Nunca es tarde para empezar. Las personas que son sedentarias y empiezan a hacer actividad física de forma regular rápidamente obtienen beneficios similares que aquellas que siempre han sido activas.